La mañana del adiós

Cada mañana, esperaba al autobús en la parada habitual. Hacía ya varios años que lo llevaba haciendo, desde que el trayecto de la línea “A” transcurriera por una calle próxima a su domicilio. Era pura rutina, una simple anotación con letra minúscula en la agenda: “a las 7:45 coger el autobús”. Previamente, después que el … Continúa leyendo La mañana del adiós