Microrrelatos

Susurro

Miras, pero no ves. Esas pupilas tuyas, otrora radiantes y soñolientas hoy, están clavadas en las mías, pero no las ves. En tu rostro, ni un gesto, ni una mueca, la más absoluta inexpresividad…

Se escucha el rugir del mar, que a lo lejos rompe contra el acantilado apagando mi voz. Una gaviota sobrevuela nuestra barca, varada en la playa de los sueños. Te susurro un poema, aquellos versos con los que te enamoré, versos que se lleva una ola perezosa que se detuvo a contemplarte. Te incorporas y te vas camino del mar. Me invaden los celos al ver cómo el océano besa tu cuerpo, lo acaricia, lo envuelve, se adueña de ti…

 

Categorías:Microrrelatos

Tagged as:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.