Transitando

Cinco años ya, se dijo, al contemplarse en el espejo del cuarto de baño. En aquella mañana de verano se cumplía el quinto aniversario de su jubilación. Él, que siempre fue un inconformista, se resistía a arrojar la toalla y dejarse llevar por la corriente con la que discurre el río del destino. Se rebela … Continúa leyendo Transitando

El/la poeta de los viernes. Hoy… Eloy Sánchez Rosillo

Cuerpo dormido A veces recuerdo la tibieza de aquellos días, la gracia de aquel cuerpo dormido, la blancura del lecho en un rincón del cuarto, el libro abandonado, entreabierto, la lámpara sumisa, la ventana, el sonido lejano de la lluvia, los lentos rumores de la noche. Y pienso entonces que fue hermosa la vida, y … Continúa leyendo El/la poeta de los viernes. Hoy… Eloy Sánchez Rosillo

El juego

Me encantaban las transparencias. Ella lo sabía —conocía casi todos mis gustos—, así que decidió ponerse la blusa estampada, suelta, ligera, vaporosa… un aldabonazo para mis sentidos, un regalo para mis ojos.  Tomábamos una copa en el Billy Jazz Club, en nuestro reservado preferido. La voz de Diana Kroll nos envolvía. Mirándonos fijamente, jugábamos con … Continúa leyendo El juego

Felicidad

No descubro nada nuevo si digo que el mexicano Antonio Ortuño es uno de los mejores escritores actuales en español. Leí hace tiempo —y releo ahora— La Señora Rojo (Páginas de Espuma),  un pequeño —poco más de 100 páginas— pero magnífico libro de relatos impactantes, dividido en dos capítulos (La Carne y El Mundo) cuya calidad … Continúa leyendo Felicidad

El/la poeta de los viernes. Hoy… Luis G. Montero

YO SÉ QUE EL TIERNO AMOR ESCOGE SUS CIUDADES... Yo sé que el tierno amor escoge sus ciudades y cada pasión toma un domicilio, un modo diferente de andar por los pasillos o de apagar las luces. Y sé que hay un portal dormido en cada labio, un ascensor sin números, una escalera llena de … Continúa leyendo El/la poeta de los viernes. Hoy… Luis G. Montero

¿Para qué la poesía?

En ocasiones me entran ganas de cubrir con un lienzo los estantes de mi humilde biblioteca, en los que conservo los libros de poesía. No cabe en este tiempo, ni tan siquiera en este día caluroso del verano palentino, la poesía. ¿Para qué la poesía?, me pregunto a veces. ¿Para veladas nocturnas entre amigos soñadores? … Continúa leyendo ¿Para qué la poesía?