Inquilinos del corazón (II)

Abandonas un día «tu tierra», esa tierra que pisaste con paso dubitativo en años de infancia y adolescencia, y desde la ventanilla del coche de línea contemplas los verdes campos que te vieron crecer y el río cantarín y truchero que tantas veces cruzaste y en cuyas cristalinas aguas saciaste la sed sin reparo alguno. Dejas atrás los afectos que llevas anclados en el corazón y guardas en el rincón de la memoria, ese desván donde alojas los recuerdos que súbitamente rescatarás pasados muchos años. Una lágrima asoma por tus ojos conforme la silueta de la torre de la iglesia se va convirtiendo poco a poco en diminuta, perdiéndose a lo lejos mientras el rostro de los tuyos, el del primer amor y el de los amigos se funden en tu mente. Es el adiós a un pasado que martillea tus sentidos con la misma fuerza que Justino, el herrero del pueblo, golpeaba el hierro candente. Cuentas los chopos que surcan la carretera: uno, dos, tres… La lentitud del viejo autobús te permite contarlos, e incluso contemplar el vuelo del pájaro que busca la rama del reposo. Echas un último vistazo a aquella huerta donde hurtaste un puñado de cerezas y al camino que conduce al Instituto en el que diste tus primeros pasos como estudiante. Y todo te va encogiendo el alma en ese desigual combate que libra la añoranza contra la esperanza de un futuro que percibes prometedor. Y al retornar, después de muchos años, desempolvas aquellos afectos que anclaste en el corazón y guardaste en el rincón de la memoria, afectos que comparten sitio con aquellos otros que se fueron gestando con el paso del tiempo. Todos caben en esa caja mágica que, incansable, late y late hasta el fin de nuestros días.

2 comentarios sobre “Inquilinos del corazón (II)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.